• Proclama de Constitución de los Derechos de la Madre Tierra (1MB)

    La Madre Tierra tiene vida. La Madre Tierra es un ser vivo. Esto no es un concepto nuevo. Nuestros Pueblos Indígenas en los diferentes continentes así lo consideran; y por ello la cuidan, la protegen, la respetan y la honran. La Madre Tierra nació libre, los seres humanos no la creamos, nosotros fuimos creados por ella; por eso estamos llamados a comportarnos fraternalmente con nuestra Madre Tierra y con los demás seres vivos.