El pasado martes 26 de enero, el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) resolvió calificar favorablemente y otorgar el permiso ambiental al proyecto de termoeléctrica “Central de Respaldo Doña Carmen” propuesto por la empresa IMELSA S.A.  para ser desarrollado en el sector de Quebradilla, en la comuna de La Ligua.

El proyecto consiste en la instalación y operación de una central eléctrica, compuesta por 32 motores generadores, que funcionarían hasta un 50% de los días del año, utilizando como combustible gas natural en un 60% y petróleo diésel en un 40%, con el consecuente riesgo de daño al ambiente y a la salud de la población.

La iniciativa ya había sido rechazada por la Comisión de Evaluación de la Región de Valparaíso en 2017. Sin embargo, la empresa IMELSA S.A., representada por los señores Carlos Figueroa Bachler y Eduardo Andrade Hours presentó un recurso de reclamación para revertir la medida, la que fue finalmente fue acogida.

Según lo resuelto por el SEA, no existe evidencia científica, desde el punto de vista ambiental, que permita asegurar que el funcionamiento de la Planta “tendrá efectos significativos sobre la calidad del aire, por lo cual se descarta el riesgo para la salud de la población presente en el área de influencia del Proyecto.”

Bajo esa misma lógica, el Servicio de Evaluación Ambiental descarta que la Central genere “efectos adversos significativos sobre el recurso natural suelo”. No obstante, se evidencia que la construcción de la Planta provocará el desplazamiento de un número importante de especies animales, poniendo en riesgo su supervivencia.

El proyecto ha sido ampliamente rechazado por la comunidad de Quebradilla-Los Maitenes, sector donde se emplazaría la Central, y por diversas organizaciones sociales y medioambientales de la Comuna, debido a la enorme amenaza que representa para la vida humana y silvestre de la zona.

Ante ello, la Municipalidad de La Ligua, sumándose a las acciones que tome la sociedad civil organizada, presentará los recursos legales correspondientes, para que se desestime esta decisión, por las consecuencias nefastas que puede traer a la calidad de vida de todas las liguanas y liguanos.

Asimismo, solicitará al Intendente Regional que acelere la tramitación del Plan Regulador Metropolitano Satélite Borde Costero Norte de la Región de Valparaíso, instrumento que prohíbe la instalación de industrias molestas o contaminantes, como la que la empresa IMELSA S.A. pretende instalar en nuestra comuna.

There are no comments yet.

Agregar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked (*).